lunes, 27 de diciembre de 2010

El ave del Paraíso



El día de hoy tuve un sueño con una ave de colores intensos y exóticos, como en un cuadro impresionista, me quede pensativo y con la incógnita de lo que sería su significado.  Estaba buscando algo que me llevase a una explicación de ese sueño y a la vez a una imagen y nada lleno mis expectativas. Hasta  que encontré  este soneto  de versos musicales, de colores intensos y vivos; de este pintor sin paleta, poeta vanguardia del modernismo: Salvador Rueda

El ave del paraíso

Ved el ave inmortal, es su figura;
la antigüedad un silfo la creía,
y la vio su extasiada fantasía
cual hada, genio, flor o llama pura.

Su plumaje es la luz hecha locura,
un brillante hervidero de alegría
donde tiembla 1a ardiente sinfonía
de cuantos tonos casa la hermosura.

Su cola real, colgando en catarata;
y dirigida al sol, haz que desata
vivo penacho de arcos cimbradores.

Curvas suelta la cola sorprende,
y al aire lanza cual tazón de fuente
un surtidor de palmas de colores.

Salvador Rueda

lunes, 6 de diciembre de 2010

Alma Desnuda....de Alfonsina Storni



Alfonsina nació en Suiza, pero a los cuatro años se traslado a Argentina.

Nació en 1892 . Su poesía esta influenciada por el arte que existía en la atmósfera de 1890 a 1920 en donde; corrientes como el modernismo y la vanguardia, inundaron de libertad creadora a Europa y América.

En esa época la mujer empieza a despegar como creadora y como pensadoras de nuestro siglo,  y fue en la poesía;  que junto a Delmira Agustini, Juana de Ibarbourou, Gabriela Mistral, Eugenia Vaz Ferreira y Dulce María Loynaz, marcaron la importante y femenina presencia en la poesía de habla Hispana de esa época.

Desafortunadamente la preciosidad de su genio creativo, estaba inmerso en un mar de sensibilidades atrapadas en una época en donde la resistencia al desarrollo de la mujer, empezaba desde sus familias y se trasladaba a la vida cotidiana..

Murió suicidándose, ahogada en la playa de la perla en Mar de plata, en 1938

 ¨Alma Desnuda¨,  evidencía el talento de su fina y libre poesía.

Alma Desnuda

Soy un alma desnuda en estos versos,
Alma desnuda que angustiada y sola
Va dejando sus pétalos dispersos.

Alma que puede ser una amapola,
Que puede ser un lirio, una violeta,
Un peñasco, una selva y una ola.

Alma que como el viento vaga inquieta
Y ruge cuando está sobre los mares,
Y duerme dulcemente en una grieta.

Alma que adora sobre sus altares,
Dioses que no se bajan a cegarla;
Alma que no conoce valladares.

Alma que fuera fácil dominarla
Con sólo un corazón que se partiera
Para en su sangre cálida regarla.

Alma que cuando está en la primavera
Dice al invierno que demora: vuelve,
Caiga tu nieve sobre la pradera.

Alma que cuando nieva se disuelve
En tristezas, clamando por las rosas
con que la primavera nos envuelve.

Alma que a ratos suelta mariposas
A campo abierto, sin fijar distancia,
Y les dice: libad sobre las cosas.

Alma que ha de morir de una fragancia
De un suspiro, de un verso en que se ruega,
Sin perder, a poderlo, su elegancia.

Alma que nada sabe y todo niega
Y negando lo bueno el bien propicia
Porque es negando como más se entrega.

Alma que suele haber como delicia
Palpar las almas, despreciar la huella,
Y sentir en la mano una caricia.

Alma que siempre disconforme de ella,
Como los vientos vaga, corre y gira;
Alma que sangra y sin cesar delira
Por ser el buque en marcha de la estrella.





martes, 11 de mayo de 2010

LA CASADA INFIEL ¨POESIA DE LORCA¨ 



Esta poesía del gran Federico García Lorca, es una de las imágenes mas sensuales que he percibido.


La línea ¨ En las últimas esquinas toque sus pechos dormidos, y se me abrieron de pronto como ramos de jacintos.¨  Es simplemente;  una de las maneras mas exquisitas de describir,  una escena tan pasional.




 LA CASADA INFIEL


Y yo que me la lleve al río
creyendo que era mozuela,
pero tenía marido.

Fue la noche de Santiago
y casi por compromiso.
Se apagaron los faroles
y se encendieron los grillos.
En las últimas esquinas
toque sus pechos dormidos,
y se me abrieron de pronto
como ramos de jacintos.
El almidón de su enagua
me sonaba en el oído
como una pieza de seda
rasgada por diez cuchillos.

Sin luz de plata en sus copas
los árboles han crecido
y un horizonte de perros
ladra muy lejos del río.

*

Pasadas las zarzamoras,
los juncos y los espinos,
bajo su mata de pelo
hice un hoyo sobre el limo.
Yo me quité la corbata.
Ella se quito el vestido.
Yo, el cinturón con revólver.
Ella, sus cuatro corpiños.
Ni nardos ni caracolas
tienen el cutis tan fino,
ni los cristales con luna
relumbran con ese brillo.

Sus muslos se me escapaban
como peces sorprendidos,
la mitad llenos de lumbre,
la mitad llenos de frío.
Aquella noche corrí
el mejor de los caminos,
montado en potra de nácar
sin bridas y sin estribos.

No quiero decir, por hombre,
las cosas que ella me dijo.
La luz del entendimiento
me hace ser muy comedido.
Sucia de besos y arena,
yo me la llevé del río.
Con el aire se batían
las espadas de los lirios.

*

Me porté como quien soy.
Como un gitano legítimo.
Le regalé un costurero
grande, de raso pajizo,
y no quise enamorarme
porque teniendo marido
me dijo que era mozuela
cuando la llevaba al río.


FEDERICO GARCIA LORCA


martes, 4 de mayo de 2010

Desnuda



Preciosa poesía, que evidencia la infinita sensibilidad y sensualidad del poeta Salvadoreño: Roque Dalton.



Desnuda

Amo tu desnudez
porque desnuda me bebes con los poros,
como hace el agua
cuando entre sus paredes me sumerjo.
Tu desnudez derriba con su calor los límites,
me abre todas las puertas para que te adivine,
me toma de la mano como a un niño perdido
que en ti dejara quieta su edad y sus preguntas.
Tu piel dulce y salobre que respiro y que sorbo
pasa a ser mi universo, el credo que se nutre;
la aromática lámpara que alzo estando ciego
cuando junto a la sombras los deseos me ladran.
Cuando te me desnudas con los ojos cerrados
cabes en una copa vecina de mi lengua,
cabes entre mis manos como el pan necesario,
cabes bajo mi cuerpo más cabal que su sombra.
El día en que te mueras te enterraré desnuda
para que limpio sea tu reparto en la tierra,
para poder besarte la piel en los caminos,
trenzarte en cada río los cabellos dispersos.
El día en que te mueras te enterraré desnuda,
como cuando naciste de nuevo entre mis piernas.

viernes, 8 de enero de 2010

SO WE'LL GO NO MORE A ROVING



So we'll go no more a roving
so late into the night
Though the heart be still as loving
And the moon be still as bright.
For the sword outwears the sheath,
And the soul wears out the breast,
And the heart must pause to breathe,
And Love itself have rest.
Though the night was made for loving,
And the day returns too soon,
Yet we'll go no more a roving
By the light of the moon.



Otra bellisima Poesia; que tiene que ver con la noche, la luna y esa mujer encantadora, que su belleza y su alma, son una misma como: La Luna y la Noche...


She walks in beauty, like the night
Of cloudless climes and starry skies;
And all that's best of dark and bright
Meet in her aspect and her eyes:
Thus mellow'd to that tender light
Which heaven to gaudy day denies.
One shade the more, one ray the less,
Had half impair'd the nameless grace
Which waves in every raven tress,
Or softly lightens o'er her face;
Where thoughts serenely sweet express
How pure, how dear their dwelling-place.
And on that cheek, and o'er that brow,
So soft, so calm, yet eloquent,
The smiles that win, the tints that glow,
But tell of days in goodness spent,
A mind at peace with all below,
A heart whose love is innocent!